Sin pausa y sin prisa, así me lo hizo entender. 

Aquí estaré, avanzaré pero no correré.

Te esperaré y paciencia te pediré. 

Muda me quedé, pensativa, pasiva y reflexiva me pasé.

Entendí, negocié, mis palabras procesé y con amor lo asocié.

Acuerdo sin pausa y tu sin prisa… yo  pararé, pero seguiré como la brisa con un poco más de prisa.

Ambos nos encontraremos porque lo queremos, buscaremos un punto en que sumemos, que nos aceptemos, para que juntos triunfemos.

Porque así es el amor, brotando como una flor… Sin PRISA y sin PAUSA.

Anuncios

Mi viejo

Mi primer amor, mi ídolo y mi ejemplo; ese es mi viejo que luce más joven que siempre, ese es mi padre, mi amigo y confidente, quien siempre ha estado presente.

Por tí, aprendí el arte de lo que fue por muchos años mi sustento, por todos tus ejemplos, tus enseñanzas, tus palabras, por tus actos, por tu inteligencia… especialmente por tu amor y compañía; que han sido mi guía.

El flaco, alto y narizón, que a todos nos roba el corazón, él tiene el poder de seducción y conquista con su encantador tono de voz, sin subir el altavoz, la magia es su elegancia y su don de gentes; es cómo su fuente. Eres un puente y quienes te rodean lo sienten.

Te observo desde muy pequeña y por muchos años, y en mi mente siempre decía: “Cuando sea grande, quiero ser cómo él” porque veía el respeto y la admiración de todos los que te rodeaban. De tus clientes, tus compañeros de trabajo, después de tus empleados y tus colaboradores, de tu familia y amigos, de tus vecinos, de todos. Tu sola presencia era ya un imán que lograba atraer, convencer y enamorar… siempre REY.

Luego llegó la adolescencia y con ella mi rebeldía y se sumó tu separación del hogar de 5 para convertirnos en 4. Dos pruebas duras que me enseñaron que todo puede cambiar en un instante; y aunque uno se vuelva distante, el verdadero amor permanece, evoluciona y se adapta, así fue. Cómo la vida nos cambió pero cómo aprendimos y descubrimos una forma nueva para relacionarnos y en ese proceso ahí estabas tu; siempre escuchándome, dándome aliento, consuelo y educándome con tus valores, tus principios y tu afecto.

Hay mi viejo, si supieras cuanto te quiero, cuanto agradezco cada perdón a mis actos de insolencias y malcriadez, cuánto aprecio de tus momentos conmigo y lo maravilloso que fue comprender tanta paciencia y tanto querer. Estuviste guiándome, cuidándome, hasta en mis peores momentos, en mis decisiones más difíciles, GRACIAS padre, GRACIAS amigo, GRACIAS mi viejo.

Ahora que soy adulta y que he tenido la fortuna de tenerte muy cerca; valoro tu tiempo, tus cuentos y cada uno de sus fragmentos.

Veo cada uno de tus momentos, y te siento contento. Tu amor se extiende y se multiplica a mis hijos, tus nietos, con ellos continúan las lecciones de vida, las risas, los momentos mágicos de ser familia.

Mi viejo, soy afortunada y no me quejo pues, estamos vivos y aún recibo tus consejos y me acompañas en mis festejos.

Protejo lo que me has dado, aprecio todo lo que has amado, pues de ese amor, todos nos hemos beneficiado y más amor haz sembrado. Eres mi aliado y nunca te haz cansado, ni frustrado, constantemente tan callado y calmado.

Las angustias han cesado y con el tiempo la calma ha llegado… es verdad hay días de días; pero eternamente atiendes mis llamados y con tus pasos continuamente dejas tu legado. Mi viejo, cómo te quiero.

MANIFIESTO PARA TI

Manifiesto mi amor por ti.

Te pido desde lo más profundo de mi corazón: Honestidad siempre, así duela tu verdad.
Comunicación abierta, interactiva, de total retroalimentación. Con la certeza que lo que nos digamos no será para lastimarnos.
Que de tu voz salgan palabras sinceras, respetuosas, en donde seas capáz de decirlas con esperanza y con fe, en los momentos difíciles, para construir y no destruir, palabras positivas para sembrar momentos especiales y tener la inteligencia para controlarte y evitar aquellas que salgan desde tu ego, rabia y dolor, en los instantes en que yo logre sacarte de tu centro y de tu paz por mi testarudez.
Que tengas la madurez de llenarte de paciencia y enseñarme, en vez de alejarte y castigarme.
Que de tu sabiduría tengas las expresiones para demostrarme que a través de nuestro amor, todo es posible de lograr, de superar para evolucionar en nuestros pasos, que cada palabra esté inspirada por tu esencia de amor, esas que generan empatía, armonía y conexión.
Te pido comprensión y perseverancia, pues por más que mi corazón sea tuyo y que el 99% de las cosas las haga por amor, estoy llena de defectos, de temores, angustias y costumbres que muchas veces son diferentes a las tuyas.
Te pido tu compañía, tu dulzura y de tu amor, para que en cada momento, seas mi impulso y el motor para avanzar en cada paso, que todos los días quieras renovar el deseo de amarme y de estar conmigo.
Te agradezco, que cada día te comprometas con cumplir nuestros sueños y vivir cada una de nuestras aventuras juntos. De reinventarnos, cuidarnos y protegernos. De ser canales y herramientas para que nuestras almas evolucionen y que se hagan realidad nuestros deseos, que juntos logremos ser mejores seres humanos y que a través de nuestro ejemplo, quienes nos rodeen se iluminen y contagien de nuestra alegría, nuestra fe y nuestro amor.
Te pido que en los pasos de dolor, escases, enfermedad, tristeza, no me sueltes, ni me dejes caer, recuerda que juntos venceremos todo, pero que solos, nos debilitaremos, porque tu eres parte de mi alma, la alegría de mi SER, y porque todo eso que manifiesto… es lo que YO haría por ti.

SABER HO’PONOPONO… CAMBIAR LO QUE NOS LIMITA

“La Vida es Fácil”

Te resumo lo más importante de lo que he aprendido de la filosofía de Ho’ponopono, a través de las enseñanzas de MABEL KATZ

Ho´ponopono. es una filosofía de amor y transformación. Su mensaje principal, es el de poder inspirar a que la gente busque cambiar la percepción de creer que la vida tiene que ser o mantenerse difícil, es cierto que tal vez no podamos evitar vivir ciertas experiencias, personas y situaciones en la vida, pero debemos de transformar el pensamiento de creer que la vida es complicada. Un problema es un problema únicamente, si decidimos que lo es. Y el problema en sí, no es el problema, si no cómo reaccionamos al problema.

“El problema” nos muestra aquellos programas o las memorias que están tocando en nosotros y que debemos modificar. Las situaciones que nos suceden no las debemos personalizar, no es la gente, el problema no está afuera, está justamente adentro de nuestra mente, son nuestros pensamientos. Don Miguel Ruiz dice que vemos las cosas a través de un humo, nosotros cuando vemos a la gente y vemos las cosas que atraemos en nuestras vidas creemos que están afuera, creemos que la gente viene apropósito hacernos las cosas. Cuando tomamos 100% responsabilidad y sabemos que hay algo que está adentro de nosotros que lo está atrayendo, las cosas se empiezan a solucionar y transformar milagrosamente.

Mucha gente habla del Secreto y de la Ley de la Atracción. Por eso pensamos que somos como un imán y que nosotros con nuestros pensamientos y actitudes atraemos esas cosas. Es cierto que lo que pensamos, es lo que atraemos, y por supuesto que La Ley de la Atracción existe, que es una realidad, pero la gente se ha quedado solamente, en creer que sólo con pensar en positivo cambiamos nuestra realidad. Esto funciona, lo que pasa es que si no sucede, nos frustramos y nos conectamos nuevamente con un pensamiento negativo.

Ho’oponopono, nos enseña a observar más allá, (dejando claro que no tiene nada que ver con Religión, es un tema espiritual, que es diferente). Lo que sucede con creer que sólo con nuestros pensamientos en positivo, ya tenemos resuelto todo, lo que no sabemos la mayoría de las personas, es que tenemos 11 Millones de pensamientos simultáneamente por segundo, por supuesto que no sabemos lo que estamos pensando, y que es lo que está tocando en ese momento que impide concretar o traer lo que visualizamos, aunque pensemos en positivo, bueno a veces no funciona también, por todo lo demás que está tocando. Puedes tener muchos pensamientos positivos, pero si escuchas una vocecita (EGO) que te dice lo contrario, justamente el ser humano tiene unos pensamientos limitantes, no somos conscientes de éstos. Pero somos tan poderosos con nuestra mente, que somos capaces de probar que nosotros siempre tenemos la razón, y por esto nos saboteamos. Si nuestros pensamientos limitantes son así: No soy lo suficiente bueno, no tengo buena educación, nací pobre… moriré pobre…etc., el ego hace que tengamos razón. Qué crees entonces que atraemos a nuestras vidas?, siempre estaremos atrayendo situaciones y personas que nos comprueben que tenemos la razón.

¿Cómo podemos evitar, reducir o evitar estos pensamientos que limitan a la mayoría de los seres humanos? Definitivamente no con el intelecto.

Nosotros creemos que sabemos, pero no sabemos nada. Tampoco sabemos que hay una parte dentro de nosotros que lo sabe todo (Dios dentro de ti, FE, Intuición, 6to sentido, llámalo como quieras). Que tiene soluciones a nuestros problemas, las respuestas a nuestras preguntas y si estamos dispuestos con humildad de decir: “Bueno no se nada” pero voy a soltar, voy a agradecer por aquello que viene en mi vida, porque se que es una bendición, aunque no lo parezca. Debemos recordar siempre, que hay una parte nuestra que sabe todo lo que es perfecto para nosotros y sabe las soluciones y nos lo va atraer. Lo que pasa es que nosotros siempre estamos juzgando o estamos con expectativas y claro, con esta actitud siempre vamos a atraer situaciones que van hacer difíciles pero son oportunidades para crecer y nosotros vamos a ponerles el rotulo de problemas. Nosotros somos los que nos bloqueamos y somos nuestro peor enemigo, somos un obstáculo en nuestra propia vida, creyendo que siempre hay personas afuera que tienen la culpa y que nos lo están haciendo para que suframos, que nos están saboteando, cuando somos nosotros mismos.

“El universo es perfecto”. Nos demuestra que cada relación es un regalo que cada persona viene a enseñarnos algo, es como pertenecer a un rompecabezas, cada uno es una pieza y no tenemos la imagen final (eso es la tierra), no sabemos como quedará el final. Es tan importante relacionarnos con las personas sin verlos como los enemigos o los responsables de lo que nos sucede.

Es preciso dejar esa necesidad de explicar y de querer tener razón. Simplemente debemos soltarnos y así, solo veremos el regalo de cada persona y lo que trae para nuestra vida. Así nos traigan algo que nos molesta, (tenemos maestros del dolor y maestros del amor), es tomar responsabilidad que hay algo adentro nuestro que está atrayendo esto y no es la otra persona, es la situación.

Observa a partir de ahora, cual es el regalo que cada una de éstas situaciones o personas te traen en tu vida o te trasmiten y te tocan con su mensaje, quédate con lo positivo y no con culpar a las personas.

Ho ‘oponoopono, es un arte hawaiano muy, pero muy antiguo, de resolución de problemas. Nos sirve como la herramienta para borrar los problemas. Quiere decir, cómo corregir un error, porque en realidad todo lo que vemos en nuestra vida que no funciona, son elecciones de error. Cómo cuando escribimos en la computadora y vamos deletreando una palabra y lo hacemos mal, lo primero que hacemos es borrar y escribirla correctamente, ósea debemos corregirla con la información correcta.

Ho ‘oponoopono, es borrar, porque al hacerlo creamos un vacío para que se llene de nuevo con la información correcta. Nunca sabemos que estamos borrando, nosotros lo único que hacemos es dar permiso para hacerlo. Porque si nos dieron el “LIBRE ALBERDRIO”, libre elección, cuando nacimos, debemos utilizarlo, como el regalo que es. Así que, debemos tomar consciencia que estamos las 24 horas del día eligiendo.

Lo que estamos borrando, realmente no lo sabemos, lo que si sabemos es que son nuestras memorias, (son como programas) que vienen, es como que las personas con las que nos relacionamos, saben que botón apretar y así empezar a funcionar ese programa que no nos gusta. Es importante reconocer que solamente esos programas vienen para darnos la oportunidad de borrar, cuando uno borra, las cosas se transforman y todo a nuestro alrededor cambia. O simplemente se desaparecen en tu vida. Lo importante es saber que unos programas se van y otros llegan. Siempre llega el próximo programa o la otra memoria, porque de esa manera nos vamos transformando y evolucionando. Por esto es tan importante entender esto y empezar aprender los problemas o situaciones por resolver, así, solo al verlos así, logramos no engancharnos tanto en actitudes de sufrimiento o negatividad.

Borrar es algo como interrumpir los patrones. De alguna forma nuestros hábitos son los que forman nuestro destino. Nosotros podemos seguir creyendo que tenemos la razón, podemos seguir creyendo en aquello que decidimos que está bien o mal, que esta correcto o incorrecto, pero ahora nosotros somos adultos y podemos elegir diferente, lo importante es elegir ahora desde una parte más consciente, es como que hasta ahora lo hemos hecho de manera inconsciente y ni sabemos que son las memorias y los programas que nos están controlando a nosotros.

Códigos que nos sirven como descodificadores de programas: en Ho ‘oponoopono, se escucha mucho” Gracias y Te Amo”, son dos mensajes importantes: el primero viene de: “Lo que resiste, persiste”, en vez de resistir lo que podemos decir es “Gracias” así sea en silencia y en nuestra mente, repitiéndolo muchas veces, en vez de engancharnos y contestar, es una forma de soltar, es una forma de dar permiso para que esta parte nuestra, pueda borrar esta situación. El Te Amo, viene mucho de amar a nuestros enemigos, lo que no sabíamos es que nuestros enemigos no están afuera, están dentro de nosotros mismos, y son esas memorias, creencia, esos hábitos, esos programas que nos están controlando permanentemente.

La mayoría de nuestros pensamientos diarios, tienen una connotación negativa, siempre estamos enfocados en los demás, en lo que sucede afuera y no adentro. El transformar estos pensamientos con un pensamiento positivo de Gracias, Te amo, Perdón, de manera constante nos permite modificar esa tendencia negativa.

Generalmente, no vivimos en el presente, generalmente estamos viviendo en el pasado o preocupándonos por el mañana, por el futuro. Cuando en realidad lo que nosotros necesitamos es vivir en el presente, y darnos cuenta que en el presente, siempre tenemos y encontramos todo lo que necesitamos. Apreciar y agradecer el presente. Porque precisamente eso es, es un presente justamente, un regalo, pero claro depende de nosotros si queremos aceptarlo o no.

Muchas veces sentimos que nuestras oraciones no fueron o son escuchadas.
El mensaje cuando uno pide, siempre es contestado. A veces uno siente que no, que las oraciones no son o que no fueron escuchadas. Pero esto no es cierto, el universo cuando golpeas la puerta, siempre se abre, trabaja 24 horas al día.

Nuestro intelecto es el que piensa que no fuiste escuchado y que no te respondieron, el intelecto es el que dice que no nos escuchan, por que el intelecto tiene expectativas, el intelecto piensa que sabe más y clasifica la manera en que tiene que venir, de que color, cantidad, de una forma y hora específica, cuando no viene en base a las especificaciones, consideras que no fue escuchado, porque pedimos con exigencia y especificaciones, y por eso nos frustramos, por que nosotros tenemos que sabe y tener la razón.

Nos cerramos nosotros mismos por las expectativas que mantenemos, esto es parte de las creencias e interpretaciones de la ley de la atracción. Un ejemplo, puede ser el de contemplar conscientemente que “Dios” a veces nos dice que No, cómo los padres a veces les dicen a sus hijos que no, cómo decirle a nuestro hijo de 4 años que se quiere ir al cine solo, y uno le dice que no porque es peligroso y que no lo podemos dejar ir al cine solo, el chico no lo entiende en ese momento, porque está con su pataleta. Dios a veces también nos dice que no, porque no es lo correcto, pero no lo vamos a entender en ese momento.

“Pero Dios siempre nos va a dar aquello que es correcto y perfecto para nosotros y que nosotros no sabemos que es”.

Tratamos a veces a Dios como un sirviente, nos hemos alejado tanto de la verdad que no nos damos cuenta que Dios sabe mejor que nosotros, lo que necesitamos, y que no necesitamos darle una lista llena de exigencias. Dios es el que puede crear lo que es para nosotros.

Atraemos muchas cosas, con solo dar la Gracias, eso es parte de lo que vivencias cuando practicas el Ho’ oponopono, como por ejemplo ser conscientes que podemos ayudar a una madre que está dando a luz a un bebe en el África, con solo enviarle “AMOR”, o a un enfermo, esta acto lo puede curar. Es tan grande la conectividad a nivel mundial que tiene efectos importantes con las pequeñas acciones, es grandioso lo que podemos hacer, lo que pasa es que nos olvidamos de quienes somos y del poder que tenemos.

Imagínate un mundo en donde todo el mundo tomara el 100% de responsabilidad en vez de culpar, o que aprendiéramos todos a decir no se, en vez de pensar que lo sabemos todo, de creer que saber que es lo correcto e incorrecto. Sería un mundo diferente, verdad?

La paz empieza con nosotros mismos, en nuestro interior. En ser conscientes de que somos responsables de lo que sucede. Debemos despertarnos, debemos descubrir quienes somos y cuando nosotros estemos bien todo va a estar bien. No al revés.

Cómo cuando escuchamos que un aleteo de una mariposa puede ocasionar un huracán, en Asía. Es algo relacionado al efecto que tiene que ver con nuestras acciones. Dicen que cuando uno comenta que esta silla está fuera del lugar, y tratas de mover esa silla, en realidad no estás haciéndolo contra la silla, lo estás haciendo contra todo el universo, porque el universo es perfecto. Como el efecto del domino, una sola ficha que puedas mover, al hacerlo se mueven todas.

Entonces al pensar que el universo es perfecto, nos preguntamos que en donde queda la violencia, los problemas, el stress, en el día a día que son difíciles de vivir … Ho’oponopono, nos enseña que para ver la luz, primero tienes que ver la oscuridad, tienes que pasar por ese túnel, pareciera que en este momento el mundo, estuviera al revés, que estuviera peor, pero la tierra va hacer su evolución, con o sin nosotros y si van a pasar muchas cosas que están ya sucediendo, pero nosotros tenemos que saber que realmente si soltamos, si somos conscientes y tomamos 100% nuestras responsabilidades y aprendemos a perdonar, a dar las gracias, a transmitir amor… estamos protegidos, estamos guiados y vamos a estar siempre en el lugar y en el momento perfecto.

Ho´oponoopono, es un secreto que debemos comunicar al mundo, debe ser un compromiso que debemos elegir para despertar nuestra consciencia. Todos tenemos mucho que borrar.

Ho´oponoopono: Hay que practicarlo como la respiración, para que funcione.
Lo difícil es que estamos adictos a pensar a juzgar a creer que tenemos la razón, esto es lo que nos impide hacerlo las 24 horas. Lo humano es saber que se nos puede olvidar hacerlo, pero al recordarlo y hacerlo borramos los programas, recuerda decir: Te Amo, perdón y gracias, porque nos estamos ayudando a despertar la consciencia para transformarnos. Cuando yo cambio, el mundo cambia.

Debemos dejar de pensar que tener dinero es difícil. Confiar más en nosotros, encontrar nuestros talentos, siempre hay algo que cada uno sabe hacer mejor, que otra persona. Debemos hacerlo. Debemos dejar de pensar que no podemos trabajar en lo que amamos porque no nos va a pagar, esto es un juicio errado. Si observas a las personas que tienen dinero y éxito, generalmente se les ve pasión por lo que hacen, y hacen lo que les gusta te sorprenderías ver que la mayoría de las personas que son famosas, después de haber hecho su fortuna, se descubre que son creyentes, muchos famosos han expresado que son practicantes de su espiritualidad, no estoy hablando de religión. Es estar conectados en ser mejores personas con fe y sin expectativas.

Nos enseñan desde muy chicos a ser egoístas y pensar que era muy importante complacer a los demás, o pensar que lo que pensaba los demás de nosotros era lo más importante, no al revés de pensar que lo importante es que pensamos de nosotros mismos. Todos tenemos un regalo que compartir. Debemos hacer lo que es importante para nosotros.

Cuando hoy escuchamos que la vida es fácil, recordamos que eso no fue lo que nos enseñaron, siempre de chicos nos dijeron que la vida es difícil, que las relaciones son difíciles, que progresar es difícil, que tener dinero es difícil. etc.

Ahora tenemos que ser más conscientes de nuestras palabras, de lo que decimos, de lo que creemos, de cómo logramos ser mejores, de transformar los pensamientos limitadores y de darnos cuenta que todos los juicios que nos hicieron creer como verdades, nos limitan y de afirmar que no sabemos tanto como pensábamos.

No tener expectativas. Una vez Mabel Katz, le pregunta a su maestro “Jaliakale”, “Yo borro y borro, que es esto lo que hacemos con el Ho’oponopono, pero esto no funciona”. No funcionaba, porque justamente tenía expectativas. Quiere decir que cuando nosotros afirmamos que es lo correcto para nosotros, que es bueno, afirmaciones como: esta es mi casa, ese es mi esposo, este es el trabajo que quiero… nosotros no lo sabemos, solo creemos saber que eso lo es. Pero cuando somos más abiertos, más flexibles, las cosas te llegan de la fuente menos esperada, en el momento adecuado, y tal vez te sorprendas porque te llegue una mejor casa, un auto más moderno o más confortable del que tu te imaginaste, eso quiere decir cero expectativas, porque nunca sabemos de donde va a venir ni cuando.

Debemos estar abiertos a la prosperidad que Dios nos tiene a cada uno. Esta es la diferencia con lo que se ha dicho del “Secreto”. Es estar abierto a la felicidad a las posibilidades. Nosotros creemos que lo material nos da la felicidad, pero cuando tienes menos expectativas, es cuando la vida nos sorprende. Uno descubre que cuando menos necesitamos, más libre nos sentimos.

Cuando hacemos lo que creemos necesitamos o debemos hacer, desde el fondo de nuestro corazón, lo demás sucede. Las cosas llegan cuando tienes menos expectativas, estamos acostumbrados a exigir, es como cuando dices: este mes necesito x dinero y solo te enfocas en eso, tu sigues, porque las distracciones siempre van a venir a tu vida, tu vas a seguir con tus creencias y tus pensamientos, van a llegar y las memorias van a estar en nosotros siempre, pero lo importante es estar más en control y en el despertar tu consciencia, en vez de que esto nos controle a nosotros.

Hay que pensar menos, ser más niños. Como dicen que tenemos que volver a ser niños para entrar al reino del señor. No preocuparnos tanto como lo hacemos ahora, nos falta jugar un poco más con la vida, disfrutar más, reírnos más, compartir más, estar más abiertos de esta forma nunca nos va a faltar aquello que necesitamos, siempre va a llegar en el momento oportuno.

“Todo en la vida es una bendición, aunque no lo parezca”. Sabemos que hay muchos desafíos, retos, pruebas, todos los vivimos, los hemos pasado y seguiremos viviéndolos. Pero si aprendemos a verlos como una bendición, encontraremos que siempre hay un regalo detrás de esa experiencia, siempre podemos elegir ver la parte positiva para poder reconocer la luz. Cuando lo vemos de esta forma, pasan más rápido. Como mencioné lo del túnel, tenemos que ver la oscuridad, para reconocer la luz. Ese túnel lo hacemos tan largo o tan corto como nosotros queramos, como nosotros lo escojamos.
Porque los problemas, son como las nubes. Nos la pasamos la mayor parte de tiempo queriendo entender porque son tan espesas, porque son más grises, menos grises, nos la pasamos analizándolas, cuando en realidad lo único que tenemos que hacer es recordar quienes somos saber que podemos caminar sobre las nubes, y concentrarnos siempre en la luz, en vez de las nubes, definitivamente que cuando nos concentramos en las nubes que es lo que nosotros llamamos los problemas, nos hundimos.

Para terminar: Cuando yo cambio, Todo a mí alrededor cambia, todo el mundo cambia. Esto es milagroso, porque nosotros siempre estamos esperando que los demás cambien para que nosotros no tengamos que cambiar y así no salirnos de la zona de confort. Pero cuando nosotros cambiamos, las otras personas no tienen otra opción, porque como son nuestras memorias, nuestros pensamientos, nuestros programas, no tienen otra opción, porque cuando asumimos nuestra responsabilidad y borramos estos programas o memorias de nosotros, lo estamos haciendo en ellos también. Por esto no hace falta hablar, si estamos hablando de un problema con nuestro jefe, problemas con nuestros hijos, con la salud, con nuestra pareja, simplemente el hecho de tomar responsabilidad repetir, gracias o te amo, en vez de reaccionar, de contestar, de tener la última palabra. Les puedo asegurar que así podrán vivenciar el cambio.

Quedarte callado, pero mentalmente, internamente repetir y decir las palabras que descodifican los programas: palabras como: Lo siento, perdón, gracias y te amo, porque al hacerlo, sabemos que somos nosotros los que debemos solucionarlo, nadie más que nosotros mismos podemos borrarlos, saber que los otros solo nos están mostrando los discos que están tocando adentro de nosotros, las memorias, los programas, ellos no son los responsables, solo nos están mostrando nuestros defectos, nuestros puntos débiles, es como si los otros nos mostraran las memorias, ellos son como un programa que está tocando en el monitor del computador, el monitor no puede hacer nada, si aparece en el monitor, parece real, está ahí, pero si yo quiero cambiarlo, quiero borrarlo, tengo que apretar la tecla de suprimir. Por más que le hablo al monitor, el monitor no puede hacer nada. Esto es lo que nos pasa con la gente, cuando hablamos con la gente.

La responsabilidad es nuestra, porque somos responsables de elegir.
Acto que a veces no sentimos, por que siempre estamos reaccionando, porque el pensamiento nos dispara. No podemos evitarlo, todos lo hacemos, por eso es que lo debemos aprender y aplicar, es despertar consciencia, transmitir este mensaje, existirán personas que se sienten atraídas o no, no importa si lo llaman ho’oponopono o lo que sea, pero hagan algo para DESPERTARSE. Es hora de hacerlo, no podemos seguir viéndonos o viviendo como victimas, ni seguir dando este ejemplo a nuestros hijos de victimas y de depender, que la vida es injusta y de que no podemos. Y saber que TODOS podemos cambiar y vivir la vida de manera fácil.
TODO LO QUE QUIERAS TRANSFORMAR, AGRADECELO, ENVIALE AMOR Y LISTO.

“Un no sé qué, en un no sé dónde”

Expresión que a veces uso cuando no tengo las palabras para expresar lo que siento

Hoy amanecí, no te sentí, te soñé pero no estabas junto a mi. Mis sentimientos se dividen en segmentos; tu amor es como mi sustento, sin él me quedo a veces sin aliento.

Tu ausencia es mi tormento, así lo disfracé con miles de mis eventos, aún así no me sirve, pues tú no estás, sobrevivo sí, ya me has enseñado a estar sin ti, en eso; uso mis talentos, te extraño y qué?, esa soy yo sin predicción. En cambio tú, estás exento de mis recuentos, aunque siempre te mantengo al tanto de todos mis inventos… no te preocupes no quiero sonar a lamento.

¿Es que no has sentido eso?, es cómo un peso: “Es ese no se qué, en un no se dónde” que a veces surge por felicidad, sin importar su finalidad. Otras veces por miedos que ni se te quitan con esos credos en rezos y en algunas ocasiones porque se nos mueve el piso; y te reiteran que el destino así lo quiso, nos sacan de la zona de confort sin pedir permiso y sin ningún aviso.

Vete sentimiento, aléjate de mí… no ves que quiero ser feliz, así en esta vida sólo sea una aprendiz. Ya llegó la noche; y aún con mis emociones revueltas con ideas disueltas, sé que pasará y en un mañana al fin llegarás, estarás y me amarás. Así ese día, no sé cuando llegue, estaremos juntos; mi alma con tu alma y sólo ahí, yo estaré en calma.

Sin JUZGAR los MOMENTOS

Soy cuerpo, pero soy luz, soy alumno pero también vengo a ser maestro, vengo a soltar para encontrarte. Soy visitante, un caminante con una misión apremiante. He viajado mucho me siento como en otra dimensión, sin respuestas, ni preguntas de confesión.

Soy despertar, estoy sensible a las energías en esta extensión, y aún así; soy viento, soy mar, soy canal y estoy de paso, mi alma está en traspaso.

La razón: TÚ, eres imán de este cordón llamado vida, llegas a MÍ, me levantas, me rescatas, me animas, me enseñas y te escapas. Te sigo, me aferro, te suelto y vuelo. Pero regreso, dolido, aporreado, desconsolado y vacío.

El proceso: Respiro, te oigo, aprendo, me confundo, me caigo, lo entiendo, me levanto y ahí estás de nuevo; me abrazas, me acobijas, me amas y me haces tuyo. Me renuevo, me reinvento, me das tu aliento, me conmuevo y me conecto de nuevo. Vida de mi vida, mi camino de ida.

El regalo: es un intervalo del más allá y del aquí y el ahora, es despertar, es tener una segunda oportunidad, libertad, compatibilidad, es descubrir, sanar, enamorar, amar… luego llegará el momento para dar, entregar y así luego marchar.

El deseo: Siempre tú, alma gemela, sabiduría para mi, alegría, sonrisa, paz, aunque no lo entienda, aunque no lo vea, aunque estés lejos, así es.

Deseo pasión, pero va más allá: es corazón, es razón, eres mi clón. No juzgo los momentos, disfruto de tus talentos y aquí nos encontramos de nuevo, ya no se trata sólo de mi, no soy sólo YO, nos convertimos, nos entregamos, nos olvidamos de los demás, ahora sólo somos tu y yo, SOMOS UN Todo somos un UNO.

Ya no cuestiono, ya no juzgo, sólo abandono el poder; el de querer saberlo todo, para no querer saber de nada… y ASÍ DISFRUTAR OTRA VEZ DE TODO.

Sin picante, por favor

A muchas personas les encanta el picante en TODO el sentido de la palabra, personalmente no me gusta en las comidas, pero si en mi vida guardando las proporciones. Por lo que hoy decidí compartirles las clases de picante que descubrí, aclaro no en una receta, pero es el condimento que encontré en las redes sociales.

Para nadie es un secreto que después de una ruptura, existe un proceso de duelo individual, así uno hubiera sido el gestor de esta toma de acción, es un proceso difícil; de muchas mezclas de emociones que se viven al experimentar un cambio tan radical como lo es una separación.

Pero seguido de este tiempo, llega un despertar, una sensación de libertad y de ganas de vivir todo aquello que no has vivido y no me refiero solo al tema del sexo, es un deseo de descubrir nuevas formas y personas para relacionarte.

Y es ahí donde la tecnología, tus amigas y en mi caso; mis hijos te presentan al SEÑOR TINDER … sacándote de la ignorancia absoluta, te enseñan las múltiples opciones que tienes para encontrar nuevas amistades.

Y descubres la variedad de picantes que existen en el menú…. No sin antes pasar por las primiparadas que a una inexperta como yo le pueden pasar. Les confieso que me da pena reconocer que mi primera experiencia fue con un argentino, maduro, que aparentemente se veía interesante en la foto y lo que decía sonaba diferente a mi mundo, hasta seductor.

La realidad es que tenía la ilusión de conocer a alguien distinto a todas las personas que me rodeaban, así que conocer al SEÑOR TINDER UNO, era la posibilidad de tener un encuentro interesante. No sabía cómo era este tema, solo me chateo, y me invitó a tomar un café y creí que así era la manera de conocer a alguien. Mi primera cita a ciegas, efectivamente quería sentirme bella por lo que me arregle, maquillé y me puse mis más altos y bellos tacones acompañados, con la ilusión de conocer al SEÑOR TINDER UNO y lista para mi encuentro especial, acordamos el lugar donde me sintiera segura para tomarme ese delicioso café.

Ya esperándolo en en el lugar se acerca mi cita, me levanto, lo miro y sorpresa, era otra persona diferente a la que esperaba… era como la caricatura del señor Míster MAGOO… no se si lo recuerdan era anciano, pequeño y calvo… igual al hombre que estaba frente a mi, que para recibirlo me paré y sólo vi a un señor diminuto que casi me llegaba a abajo de mi pecho, en vez de 50 años como decía tener, tenia como 80 años creo y sin exagerar… decidí no juzgarlo y terminar de disfrutar mi café. Hablamos de libros, poesía, amores y culminó siendo un encuentro inesperado pero no desafortunado, aprendí mucho del SEÑOR TINDER y de entender que no todo el mundo es honesto, transparente y abierto como yo, entendí que hay hombres que ocultan sus verdades por miedo al rechazo, a la soledad… que llevan muchos años en des-amor y se conforman con buscar solo encuentros casuales que culminen en sexo para llenar vacios y nada más… pero esto no iba a pasar conmigo, no era lo que deseaba y ya estaba preparada para saber que en TINDER o en cualquier RED se tiene que aprender a filtrar y saber con qué clase de personas quieres relacionarte y con cuales no… y aprendes a descubrirlos aunque uno no sea el más experto en el tema; pero creo que se llama ley de atracción y justicia divina… efectivamente nunca más volví a verlo y así fue mi primera primiparada.

No podía juzgar esta red por una sola experiencia, así que llegó mi TINDER DOS… no me pregunten por qué fui tan masoquista de volver a chatear con un Argentino, pero así apareció este nuevo hombre, al parecer tenía imán con éstos personajes del sur. Olvidándome del Sr. Mr. Magoo, y ahora con un conocimiento más de cómo se manejaba la red; renové mi cuestionario y mi táctica, no iba a conocer al primero con el que volviera a chatear, sin antes saber más de él, o al menos lo suficiente para conocerlo para evitar tener más sorpresas como la anterior. Así que esta segunda vivencia fue diferente, fui más astuta, menos ingenua y de mucho intercambio de palabras, de conocernos más, de crear situaciones diversas, de intercambiar conceptos, risas, anécdotas y el resultado fue diferente (Manifiesto que llevaba dos años metida en mi mundo sin salir de éste) por lo que se imaginarán la emoción de compartir realmente y por primera vez con un miembro masculino, que no fuera extraño como MR. MAGOO, que fuera normal y con sabor a nuevo, era como un postre que no sabía como disfrutar.

Sé que están pensando que ingenuidad total la mía y es cierto, actuaba sin saber que éste era ya un zorro viejo, lleno de habilidades para seducir y con la claridad de saber que hacer para lograrlo. (Para los que no me conocen deben saber que los temas espirituales o contenidos esotéricos me encantan), así que enganchar con este TINDER DOS, fue fácil al leer sus opiniones y vivencias, especialmente porque estudiaba la sabiduría de la Kabbalah. Sus viajes y experiencias, proceso que compartimos espontáneamente por dos semanas de continuos y constantes intercambios mágicos a través del chat. (Me sentía en Disney, qué maravilla éste hombre si me gusta… estoy enamorada y sin conocerlo, jajaja), lo sé… suena a que estaba como loca con una intensidad total, pero a mi favor aclaro que esta actitud era por ser una principiante entusiasta con un antecedente de encierro post varios episodios sucedidos con antelación en mi vida). Así que salir al mundo y relacionarme después de lo sucedido era un nuevo picante que deseaba conocer más.

Luego de este compartir llegó la segunda fase: el siguiente paso “tomémonos algo y conozcámonos”, maravilloso, pensé aunque con temor de saber si la magia continuaría para ambos al vernos. Aunque soy muy despistada, trato de seguir algunas de las señales que nos tocan diariamente y de darme cuenta de que debo hacer, en este caso era si aceptar o no la invitación.

Ese día, el de la supuesta cita para conocernos, me pasó de todo, salí tarde de trabajar, debía arreglarme, hasta se me pinchó una llanta del carro… por lo que pensé, esto es una señal de que no me conviene conocerlo. Quédate quieta y no salgas, pero procedí a llamarlo y compartirle lo que me sucedía con mi carro; sorpresa el hombre insistió que nada evitaría que nos conociéramos ese día y ante su respuesta caballerosa de ayudarme y recogerme… pues la señal se esfumó y terminé tomándome un café con este flaco, guapo y alto encantador hombre. La primera prueba la había pasado.

Argentino, alto y seductor… me entienden? No soy una chiquilla ya pasé mis 45 años y esto de conocer hombres por Internet era totalmente ajeno a mi chip de relacionarme con un hombre. Pero me encontraba sola y de vuelta al mercado para buscar pareja… YO que no sabía cómo se comía eso después de tanto tiempo de casada y con el mismo hombre de siempre; se imaginarán la falta de experiencia. Pero ahí estaba yo; lanzada a vivir esta invitación, esta nueva cita a ciegas para descubrir si las dos semanas de chateo eran ciertas o falsas y olvidándome de la sorpresa de la primera cita.

Fue encantador, agradable, sensible y así continuamos un par de días viéndonos… hasta que mi zorro amigo quiso pasar al tercer nivel (Que creo que era lógico en esta situación), era normal para el, pero para mi no, yo no quise que fuera así, reconozco que estaba feliz y me sentía muy atraída, pero no estaba preparada aún para saltar a ese nivel), al rechazarlo se perdió y confieso que no lo esperaba así; pero comprendí que otra lección aprendí.

Pasó mi estadía de descubrir picantes en TINDER y aunque el amor me llegó por otro camino, agradezco que esta red me dejó dos grandes amigos; de esos que amas desde el primer instante, pero que nunca serán nada más que eso; amigos, sabiendo que sólo funcionarán en esta zona la de la amistad, abrirme a estas nuevas experiencias me ha abierto los ojos para valorar lo que tengo al lado mío hoy y saber en mi caso que más vale bueno conocido que malo por conocer, así que a mi… sin picante por favor.